[2017.08.06] Añadidos los vídeos de JFC, J-net y J-web de Nakamaru promocionando "Nakamaru-kun no Tanoshii Jikan 2" aquí.

04 junio 2012

MAQUIA 2012.06 - Kame Camera

VOL. 17 Partido

「Está bien no ganar todos los juegos. Más que tener un partido contra alguien, quiero seguir retándome a mí mismo.」

Foto por Kazuya Kamenashi
¡El principal protagonista de la ceremonia del primer lanzamiento en el partido de apertura de la MLB! En el momento crucial me puse nervioso y la bola falló un montón (risas). Aunque el bateador de los Athletic, el jugador Jemile Weeks, tiene una estructura pequeña, tiene una fuerza tanto en cuerpo como en alma que le permite luchar en la liga superior. ¿No es guay?

   Cuando estaba en primaria, tuve una pelea con puños con un compañero y gané, así que le hice venir a mi casa a recogerme con su bicicleta (risas). Me regañó el padre de ese chico, ¡pero yo gané! Lo que pensaba era "¿No es esto obvio en el mundo de un hombre?". Como en la familia Kamenashi somos solo 4 hermanos, las peleas con puños son una experiencia diaria. Además, como mis hermanos mayores eran muy machotes, yo no paraba de perder, así que siempre tenía que hacer cosas por ellos (risas). En ese período aprendí que hay "peleas que no se pueden ganar". Así que aprendí que no es necesario ganar todos los partidos y quizás comencé a meterme solo en esas peleas en las que puedo ganar (risas).
   Por ejemplo, si aparece un rival en el amor, soy del tipo que se rinde. Si el rival es un amigo es más impensable que yo de forma codiciosa empiece a pelear contra él. Más que decir que esto es generosidad, creo que es mi estilo de estética. Es algo como, más que tirar excesivamente de la chica, yo había planeado rendirme pero antes me di cuenta de que ella ya estaba aquí (era mía). Quizás simplemente estoy siendo injusto (risas).
   Incluso en el lugar de trabajo, más que estar en el frente diciendo "Yo, yo", creo que lo ideal es ser capaz de crear una atmósfera de ese lugar, esté donde esté.
   Definitivamente yo odio perder. En la sauna siempre tengo unas pequeñas competiciones en secreto como "No voy a salir antes que el chico que está sentado a mi lado" (risas). Cuando se me permitió participar en los entrenamientos de los equipos profesionales de béisbol, decidí completar el programa que los jugadores iba a hacer. Era una batalla necesaria también, para así poder demostrarle a los jugadores sobre quién estaba recopilando información y que me estaba tomando mis responsabilidades de forma seria. Creo que lo más importante es ganar el partido contra ti mismo, no el hecho de que estás combatiendo contra alguien.

¡Yo no juego, pero mi propia vida es un juego!

   El rating de audiencia, las ventas, las encuestas de popularidad, etc. Si estás en este mundo a menudo estás expuesto a competiciones comparativas. Cuando tenía más o menos 20 años, me preocupaba sobre estas cosas como si lo fuese todo y estaba constantemente oscilando entre la alegría y la desesperación. Una vez, cuando el rating de un dorama en el que era el protagonista fue malo, estaba realmente deprimido diciendo "Es mi culpa. Ya no puedo caminar fuera". Pero viviendo tanto buenos como malos tiempos, finalmente dejé de estar tan controlado por ello. Empecé a pensar que la verdadera batalla era otra cosa.
   Por supuesto los "números" son importantes. Realmente odio apartar mis ojos de un mal resultado y lamerme las heridas entre mis compañeros. Quiero continuar avanzando hacia delante después de haber aceptado correctamente y asumido cualquier resultado que haya tenido. Pero la batalla verdadera no es esa. Creo que el significado está en cómo puedo avanzar después de conocer esa obra de arte, el staff y los demás actores; en el sentido de que soy capaz de crecer. Incluso si los números son buenos, si el ambiente en el lugar de grabación es malo, no puedo llamarlo una victoria. Por otra parte, si los números son malos, si el producto ha continuado mejorando hasta el final sin rendirse, seguramente esto va a conectar con lo que seguirá después. Esta derrota que está vinculada a lo que viene después, es sin duda, una victoria.
   En mi caso, creo que toda mi vida es un juego (risas). Como no entenderá algo hasta que lo intente, salto en lo primero que me interesa por intuición. Si encuentro algo que me gusta mucho, incluso si es ridículamente caro hasta el punto de estar por encima de mis posibilidades, sigo el principio de intentar comprarlo. Cuando tenía 18 años había un coche que realmente quería, pero (el precio) era un uno seguido de mucho ceros y me traumatizó. Cuando Johnny-san dijo "Cómpratelo", comencé a ahorrar dinero con todas mis fuerzas y me lo compré. Aún era un novato. Fue durante la época de "Nobuta wo Produce" (risas). Pero ese juego se convirtió en mi combustible y pensé "Voy a convertirme en un hombre al que le quede bien este coche. Voy a esforzarme en el trabajo"... De ahora en adelante también, más que pelearme con otra persona, quiero continuar retándome a mí mismo, y si juego al máximo, quiero seguir jugando mi vida de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario