[2017.12.12] Añadidos los vídeos de Navidad de JFC y J-net aquí. // Added Christmas messages from JFC and J-net here.

03 agosto 2017

MAQUIA 2016.07 - Kame Camera

VOL. 60 Milagros

「Los milagros no son por casualidad. Ocurren después de deseado e imaginado una oportunidad más que nadie.」

Foto por Kazuya Kamenashi
¡Antes del partido! Fue algo que hicimos de golpe casi sin practicar (risas). De alguna forma conseguimos jugar bien, pero esto me hizo pensar que los entrenamientos son importantes. El pitcher del J.White era un junior, un niño; y supongo que estaría nervioso, pero lo hizo muy bien. Después del partido, me esperó delante de la sala de espera y estuvimos hablando un poco. Qué mono era.

   Hoy ha sido el Torneo de Béisbol de los Johnny's. Ha sido divertido porque normalmente no tenemos esta clase de interacción entre senpais y kouhais; y también me alegro de que haya sido muy emocionante. En la primera mitad de la primera entrada, nos hicieron 6 carreras a mi equipo, pero fue un partido reñido hasta el final. ¿Habremos sido capaces de hacer una gran remontada? Yo creo que lo interesante del béisbol es que es posible que ocurra el milagro de una gran remontada. Por ejemplo, en el fútbol es muy difícil reducir la distancia de 5 goles de diferencia en 5 minutos. Pero en el béisbol, sea cual sea la diferencia de carreras, hasta el último bateador del final de la última entrada hay una posibilidad de remontar. Si hablamos de partidos milagrosos, el que no he podido olvidar ni a día de hoy es el de los Giants contra los Chunichi Dragons en el año 2000. Era un partido en el que se decidía si los Giants ganaban la liga y los Chunichi iban ganado 4 a 0. Pero, en la última entrada cuando los Giants tenían a un bateador eliminado y las bases llenas, Eto, con tres bolas y un strike, hizo un home run. Eso ya es increíble, pero el partido siguió y Nioka hizo otro home run que terminó con el partido. Así consiguieron su victoria (en la liga). Yo estaba muy emocionado en frente de la tele viendo eso. En el 2009, en el Clásico Mundial de Béisbol, en Corea del Sur, sentí lo mismo. El golpe a la bola de Ichiro que decidió que fueran ganando también fue un milagro. Los jugadores que hacen que ocurran milagros, no los hacen por casualidad. Yo creo que ellos son los que más desean que haya una oportunidad, y si realmente se les presenta una, imaginan cómo darle a la bola y si aciertan, han entrenado mucho de manera que su cuerpo se mueve solo.

Si fracaso en parecer guay, quedaré mal.

   Cuando yo era pequeño quería convertirme en una estrella que hiciera milagros. Quería que fuera así en relación al béisbol, pero luego también, cuando me uní a la agencia, en relación a los Johnny's. Mientras veía las espaldas de mis senpais ser aclamadas, deseaba convertirme yo también en una estrella. Ya sea un jugador de béisbol de primera clase o un artista, creo que están los del tipo de "trabajador con una gran confianza" y los del tipo de "estrellas que hacen milagros". Yo, sin duda, a lo que aspiraba era a lo segundo. Si hablamos de jugadores de béisbol que son así, hablamos de por ejemplo Ichirou y Matsui Hideki. Por eso supongo que desde que era pequeño he tratado de parecer guay (risas). Después de eso, he vivido muchas cosas, me he convertido en un adulto y ahora sé que esa parte de "estrella" es algo que no puedo hacer yo solo. Una estrella se crea en gran parte según su entorno, como el lugar al que pertenece, las circunstancias que le rodean o la imagen que quiera que la sociedad tenga de él. Por eso, con querer ser una, no lo vas a conseguir; yo creo que más que el talento, es necesario hacer un gran esfuerzo en cumplir las expectativas de la gente.
   Me pregunto si de cierta forma, las estrellas son "personas que se arriesgan". Porque hacer un juego llamativo que entretenga es más difícil que jugar de forma segura; y de esa manera, aumentan el riesgo de fracaso. Si es el turno del protagonista, pesan las muchas responsabilidades, por lo que hay más probabilidades de que fracase; y si es el que se hace el chulo, si fracasa, parecerá más patético que los demás. Por el mismo fracaso, si es el gracioso, pensarán "qué mono".
   Ahora que soy un adulto, no pienso ni por un instante que yo soy una estrella. Creo que yo soy el mismo chico que intenta parecer guay de siempre (risas). Aun así, cuando me llaman para salir en programas de variedades, me he quedado con el personaje como de "el perfecto y impecable Kamenashi-kun". En el tornero de béisbol de hoy también, como "Kamenashi que es bueno en el béisbol", me encargaron ser el pitcher sustituto y jugar cuando estuviéramos en una situación difícil. Sinceramente, era demasiada presión para mí (risas). Al final hemos ganado y me he sentido aliviado, pero no me hubiese perdonado el fracaso. Así, yo he vivido queriendo ser una estrella y siendo guay; y creo que el que mi entorno lo quisiera también, ha jugado un gran papel. No es fácil, pero por una parte estoy feliz. Desde cosas pequeñas a grandes, como la presión, han jugado un papel importante; y seguramente de ese modo, poco a poco me haya ido acostumbrando y haciendo más fuerte. Estoy seguro de que mis probabilidades de hacer un milagro están aumentando.


1 comentario: