[2017.10.19] Añadidos los vídeos de cumpleaños del JFC de 2017 de Kame, Ueda y Nakamaru aquí. // Added Kame, Ueda and Nakamaru's JFC birthday messages here.

06 septiembre 2013

MAQUIA 2013.03 - Kame Camera

VOL. 25 Addict

「Las personas y cosas que me atraen de verdad, se convierten en una parte de mí y abren un camino en mi vida.」

Foto por Kazuya Kamenashi
También soy adicto al diseño de interiores. Mezclar las cosas naturales y las cosas duras según mi estado de ánimo actual. Pongo en la mesa flores frescas o plantas y las cambio de forma regular. Este es el adorno de las pasadas Navidades.

   Creo que yo tengo un fuerte "síndrome de adicción". Siempre acabo completamente absorto de golpe por cosas que me encuentro y han tocado mi corazón. Si hablamos de algo reciente es "Heart Cocktail" de Watase Seizo-san. Kitamura Kazuki-san lo trajo al lugar de grabación de "Youkai Ningen Bem La Película", y en cueanto lo cogí prestado y lo leí, me cautivó. Me gusta el sentimiento de los 80 que fluye a través de esa obra. A diferencia de ahora, no hay teléfonos móviles o internet. El poder de la imaginación es estimulado por un tipo de "humor oculto. Es un manga pero como en las novelas, hay más monólogos que conversaciones, y el sentimiento de amor guardado en el corazón es romántico. Por influencia de eso, últimamente he estado escuchando canciones de Yuming y de Yamashita Tatsurou-san. No es que aparezcan en el manga, pero es que puedo sentir ese ambiente que me gusta tanto con ellos.
   He hablado de "Heart Cocktail" en muchos lugares de trabajo y hace unos días resultó que uno de los productores de "Going!" ¡es hijo de Watase-san! Después de escucharme, Watase-san me hizo un dibujo como regalo en el que estaba escrito "Para Kamenashi-san". Hay una barca hecha de hojas en un mar en calma. Hay una mujer sola sentada ahí... Es un dibujo muy bonito y romántico. Después de colgarlo en mi dormitorio, hay un ambiente muy dulce en ese lugar (risas).

Una vez que me vuelvo adicto de algo, aunque se enfríe, el punto de ebullición es constante.

   Quizás mi adicción a las cosas y a las personas que conozco es cosa del destino. También parece que dentro de mí vino un boom de "Touch" otra vez. Para empezar, mi nombre viene del personaje Kazuya. Cuando era pequeño, estaban echando el anime y como a un niño al que le encanta el béisbol, estaba completamente absorto con él. Hace poco, me acordé de ello y me puse a ver el anime en DVD y como ya pensaba, Minami-chan es muy mona. Puede que haya muchas niñas que odien a Minami porque es injusta al no elegir entre Kazuya y Tatsuya pero... Pero esa injusticia es la que hace que los hombres acaben pensando que es mona. Dejando eso de lado (risas),  puede que fuese capaz de hacer un home run sin problemas en el proyecto de hacer un home run de "Going!" gracias a que veía "Touch" todos los días de modo que se expandió mi forma de ver las cosas. ¡¿Será eso cosas del destino también?! No, al contrario, fue porque estaba siempre pensando en el proyecto de hacer un home run por lo que sin darme cuenta mi vida estaba inmersa en el béisbol; y puede que por eso quise ver "Touch" de nuevo.
   En resumen, a lo que me vuelvo adicto depende de mi estado mental de ese momento y supongo que eso incluyo tanto mi trabajo, como mi vida personal. Por lo menos yo soy así. Como soy alguien que empieza a hacer algo a partir de la imagen o apariencia, siento que sin ser consciente de ello, elijo de forma natural y me vuelvo adicto a las personas y a las cosas que me dan el empujón que me hace falta.
   Por eso, las cosas a las que me vuelvo adicto no paran de cambiar según la actitud del momento, pero eso no significa que desaparezca mi interés. Aunque se me pase el boom, me siguen gustando en el fondo de mi corazón, permanecen ahí y se convierten en una parte de mí; es como que pueden resurgir de nuevo en cualquier momento.
   Precisamente porque soy una persona con un síndrome de adicción, sé lo imposible que es medir el poder del momento en el que te puedes volver completamente adicto a algo. Por eso, con respecto al trabajo, lo que pasa es que decido volverme adicto a él. Aunque al principio sea un trabajo extremadamente duro, si pongo mi cuerpo y mente en su mejor forma y me centro con todas mis fuerzas, ¡supero las dificultades y me vuelvo adicto a él! Alcanzo un "zone jyoutai*" cuando me he metido por completo en ese trabajo. Cuando me pongo así, puedo hacer cualquier cosa que me proponga. Me olvido del tiempo y disfruto del trabajo, puedo hacer un buen trabajo, puedo crear un buen producto y después de reunir todo esto, mi camino se despeja delante de mí. Por eso pienso cómo puedo encontrarme con más gente y cosas a las que volverme adicto y cómo puedo aumentar el tiempo en el que estar adicto; creo que tanto yo como mi vida van a seguir cambiando con respecto a estas adicciones.




*Zone jyoutai: Estado de máxima concentración. No sé si en español tenemos algo para referirnos a eso. Había pensado en poner "estado de zen" pero lo he buscado en Google y parece que eso es otra cosa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario