[2018.06.25] Added BtR LIVE in 720p (previously in 1024x576) here. // Añadido el BtR LIVE en 720p (antes en 1024x576) aquí.

2017/08/29

MAQUIA 2016.10 - Kame Camera

VOL. 63 Fantasía

「Creo que tanto la fantasía como la realidad son necesarias para el propio "Kamenashi Kazuya" y para los personajes que interpreta.」

Foto por Kazuya Kamenashi
Durante el rodaje de la película en Hokkaido, mi ropa personal estaba así colocada en el armario. Ahora que lo pienso, la "entrada y salida de la fantasía" es esto. Cuando me la pongo estoy en ON y cuando me la quito, en OFF. Pero esto no es Tokio. Ha sido la primera vez en mucho tiempo en la que he estado un largo período de tiempo viviendo en una zona rural, así que ha sido un tiempo extrañamente especial.

   Hasta ayer, por el rodaje de la película P to JK, he estado casi todo el tiempo en Hokkaido, aparte de ese día a la semana que tenía que ir a grabar en directo. En algunos aspectos ha sido un mes que parecía como un sueño. ¿He estado realmente yo allí? ¿He dado de verdad lo mejor de mí? Lo que es seguro es que he leído el guion incontables veces, que he recibido mucho amor y muchas críticas y que he pensado mucho en la película. También ha habido, raramente, tomas que no han sido buenas (risas). Ahora, puede que como ya ha terminado, extrañamente tenga la sensación real de haber estado viviendo en ese lugar y (a la vez) la sensación de no haber estado.
   Esta película está centrada en el matrimonio de un policía y una estudiante de instituto de 16 años; tiene un poco de fantasía (risas), pero creo que por su contenido, se ha convertido en una obra realista. Muestra muy bien la forma de pensar de las personas y su crecimiento. Tengo ganas de ver cómo ha quedado cuando esté terminada.
   Yo creo que en los doramas y películas que hacemos es necesario un factor de realidad y otro de fantasía. Las historias realistas necesitan un sueño y al revés: las obras con un fuerte toque de fantasía queremos hacerlas de manera que la gente piense que son verdad.
   Yo creo que de todas las películas y doramas en los que he participado, la obra con más fantasía es Youkai Ningen Bem. Cuando tenía veintipico años, quería obras más realistas, así que rechacé el papel una vez. Cuando me lo volvieron a ofrecer por segunda vez, contesté de inmediato "Acepto". Fue por muchas razones, pero en resumen, fue porque conocí a dos personas que respeto y admiro: Johnny Depp y Tim Burton. Los dos, empezando por Eduardo Manostijeras hasta Alicia en el País de las Maravillas, han hecho muchas películas excelentes de fantasía realista que conmueven los corazones de las personas. Me preocupaba si una obra de fantasía podría ser interesante o no. Ahora me alegro de haber aceptado el papel de Bem.
   En las historias de amor como Tatta Hitotsu no Koi o Second Love, en cierto sentido interpreto a lo que es el sueño de una mujer, así que (se podría decir que también) es fantasía. Yo mismo, mientras interpreto el papel, estoy pensando "Qué guay es". No soy yo, es el personaje (risas). Cosas como agarrar  o abrazar fuertemente a la chica que me gusta no es algo que en la vida real se me dé bien (risas). Inesperadamente parece que la gente pone en práctica ese romanticismo que ven en las películas y doramas (risas). Como alguien que ofrece esa fantasía, me alegro si eso es verdad. Porque es que realmente nuestro trabajo es que nos vean como a un sueño.

Quiero tanto la realidad como la fantasía de la chica que me gusta.

   Los idols somos igual. Somos los que más proveemos de sueños y fantasía. Yo siempre he pensado que los conciertos son lo mismo que el sexo. Pienso eso porque (ambos) son un momento de ensueño en mitad de un día ordinario. Por ejemplo, son lo mismo en el sentido de que si no se ha creado el ambiente necesario, no me atrevería a hacer tal cosa;  hay muchas cosas que hago en los conciertos que jamás haría fuera de un escenario. Y todo es para cautivar a las mujeres (risas).
   Pero yo no quiero ser sólo fantasía. A pesar de que quiero mantener mi orgullo de idol, por otra parte quiero mostrar mi verdadera amabilidad y caballerosidad. Así es el Kamenashi Kazuya ideal. No quiero que piensen que no quiero que se sepa cómo soy y qué es lo que pienso de verdad, pero tampoco tengo intención de exponer mi vida privada a la ligera. Pero no hay duda de que puedo ofrecer una fantasía de mayor calidad si el Kamenashi real ha alcanzado la plenitud y ha madurado. Voy en busca de las dos facetas: la de fantasía y la real; y quiero ser alguien que sea capaz de expresar ambas.
   Me acaba de venir a la cabeza: atesorar las dos facetas, la de fantasía y la real, puede que sea lo mismo que lo que los hombres quieren de las mujeres. Cuando los dos estamos juntos en casa, quiero que esté sin maquillaje y relajada, pero no quiero que ande desnuda por la casa. Quiero que cuando lleve una falda corta, se siente con las piernas cerradas. No quiero que me diga: "No pasa nada, puedo abrirme de piernas porque llevo pantalones (debajo)". Para los hombres las mujeres son como de ensueño, ¿verdad? No hay duda (risas).



Yo creo que una fantasía de buena calidad completa a mi yo real y nace algo de ahí.


Punto fijo de observación de Kame

Este mes tuvimos la sesión de fotos y entrevista el día después de que terminara el rodaje de la película. Nos encontramos con un Kamenashi-kun de una buena manera como con una actitud de ensueño. "No sé porque todavía estoy con la sensación de acabar de terminar, pero yo creo que han sido unos días muy buenos. Como durante el rodaje no miraba lo que íbamos grabando, ¡tengo muchas ganas de ver cómo ha quedado!" Por cierto, Kamenashi-kun nos dijo que éstos han sido sus primeros fuegos artificiales en este año. "Ver fuegos artificiales es un lujo... El poder divertirte simplemente encendiendo una llama es algo increíble y me lo estoy pasando genial." Pudimos pillar una expresión sincera de felicidad en su cara durante la sesión de fotos.


POR MAQUIA



1 comentario:

  1. muchas gracias por compartir otro Maquia mas!!!!
    me gustan leerlo con ellos siento que puedo entender a Kame *o*

    ResponderEliminar